Varamientos masivos de mamíferos marinos se repiten desde el mioceno

Los varamientos masivos de mamíferos marinos han ocurrido durante millones de años, pero sus causas han desafiado explicaciones diversas.

Se cree que son originadas por la actividad humana e, inclusive, que son signos de enfermedad global del mar y el mundo entero. Pero más allá de estas creencias, los varamientos masivos se han atribuido a comportamientos gregarios de los mamíferos, frentes oceánicos a gran escala y a las floraciones de algas nocivas.

Los científicos atribuyen este fenómeno a las toxinas de algas que causan la insuficiencia de órganos en los mamíferos marinos, estás son, afirman, los agentes de varamiento masivo más común con amplio impacto geográfico y taxonómico.

Si bien ésta mortalidades causada por toxinas en las redes alimentarias marinas que, se sabe, han ocurrido en escalas de tiempo geológicas, la evidencia directa de su antigüedad no ha sido posible documentarla hasta ahora.

Un estudio publicado en la Proceedigns of the Royal Society B, describe una acumulación inusualmente densa de vertebrados marinos fósiles en Cerro Ballena, una localidad en la Región de Atacama en Chile, del Mioceno tardío, en la que se preservaron más de 40 esqueletos de ballenas rorcuales, cachalotes, focas, osos perezosos acuáticos, morsaas y peces depredadores.

Los esqueletos de estos mamíferos marinos se distribuyen en cuatro horizontes discretos en el lugar, lo que representa un mecanismo de acumulación recurrente.

El análisis tafonómicos, es decir, sus características de enterramiento, enfocados a su ubicación espacial, sugieren que se presentó un mecanismo de muerte rápida en el mar, antes de que estos restos sean enterrados. Todo lo cual revela varias características que son directamente comparables con los modernos varamientos masivos de mamíferos marinos. El sitio conserva varias especies de mamíferos marinos, en la que predomina esqueletos de ballenas rorcuales, en varias etapas de desarrollo.

Eventos de varamiento en masa de especies socialmente gregarias de ballenas dentadas están bien documentados, pero varamientos masivos de rorcuales son raros. El estudio de sus restos que incluyó machos, hembras y ballenatos, no mostraron signos de trauma o de depredación.

Durante las necropsias, cuando se analizaron sus tejidos, a partir de los contenidos del estómago, revelaron altas concentraciones de saxitoxinas, que son neurotoxinas de dinoflagelados. Esta evidencia, junto al comportamiento aberrante de las ballenas que mueren, y los detalles geográficos y temporales del evento, sugirieron que son las toxinas de algas las causantes de este fenómeno. Desde entonces, otros casos de floraciones de algas nocivas que han sido reportados a escalas geográficas y temporales, han sido asociados a eventos similares de varamientos masivos de mamíferos marinos.