Una nueva técnica permite a los científicos monitorear la actividad neuronal en 3-D

Investigadores del MIT y la Universidad de Viena han creado un sistema de imagen capaz de revelar la actividad neuronal del cerebro de los animales vivos. Esta técnica, que puede generar películas en 3-D de los cerebros en una escala de tiempo de milisegundos, podría ayudar a los científicos a descubrir cómo se procesa la información sensorial en las redes neuronales y se generan los comportamientos.

El equipo utilizó este nuevo sistema de imagen para observar de forma simultánea la actividad de las neuronas del gusano Caenorhabditis elegans, así como el de una larva de pez cebra, con lo cual se consiguió una imagen completa de la actividad del sistema nervioso que no ha sido posible anteriormente.

Este nueva técnica, que fue descrita 18 de mayo en Nature Methods, también podría ayudar a los neurocientíficos a comprender las bases biológicas de los trastornos cerebrales. Los científicos no conocen muy bien el conjunto exacto de células que participan en cualquier trastorno cerebral, de ahí que la capacidad para estudiar la actividad de todo el sistema nervioso puede ayudar a identificar las células o redes que están involucrados en un trastorno del cerebro, dando lugar a nuevas ideas para el desarrollo de terapias.

El equipo desarrolló el método de mapeo cerebral con los investigadores del laboratorio de Alipasha Vaziri de la Universidad de Viena y el Instituto de Investigación de Patología Molecular de Viena. Los autores principales del artículo son Yoon Young-Gyu, un estudiante graduado en el MIT, y Robert Prevedel, un post-doctorado en la Universidad de Viena.

El nuevo método se basa en una tecnología ampliamente utilizada conocida como imágenes de campo claro, que crea imágenes en 3D mediante la medición de los ángulos de los rayos de luz entrantes. Los investigadores han trabajado intensamente en el desarrollo de este tipo de imágenes en 3-D. Los microscopios que realizan imágenes del campo de luz se han desarrollado anteriormente por varios grupos de trabajo, pero, en este nuevo estudio, los investigadores del MIT y los austriacos, optimizaron el microscopio óptico de campo y la aplicaron, por primera vez, para obtener imágenes de actividad neuronal.