Tipo de alimentación y actividad física están relacionados con derrames celebrales

El tipo de alimentación que ingieren y la contante actividad física que practican serían algunos de los factores que influyen en la baja incidencia de casos de accidentes cerebrovasculares, en pobladores de zonas altas del país. Esto contrasta con los datos que se obtienen en habitantes de ciudades a nivel del mar, como Lima, en donde se diagnostica una mayor incidencia de hipertensión y exceso de colesterol.

Son conclusiones a las que se llegó en un estudio realizado, por Elena Benavides Rivera, que buscó determinar los factores de protección o riesgo de Accidente Cerebro Vascular (ACV) en pobladores de la ciudad de Junín.

En la investigación, realizada en el poblado de Villa Junín (4105 msnm), en la ciudad de Junín, se analizaron la incidencia de ingresos al Hospital de Apoyo Junín por ACV, desde el 2006 al 2010, durante el cual se estudiaron la presión arterial así como las características de la sangre de los pacientes (niveles de hemoglobina, perfil lipídico, óxido nítrico (ON) y glutatión), a fin de determinar si esos factores contribuyen al riesgo o protegen de un probable accidente cerebrovascular.

Durante el trabajo también se compararon estos valores con una muestra similar de habitantes de la ciudad de Lima. En el proceso se analizaron los registros de ingreso de pacientes entre enero de 2006 y diciembre de 2010; en una segunda etapa, se estudiaron a personas nativas y residentes del poblado de Villa Junín voluntarias, de edad igual o mayor a 35 años, sin tratamiento médico.

Resultados

Los resultados presentados, de los 11 mil 661 ingresos al hospital se encontraron 14 casos de ACV (0,12%), algunos de los cuales están vinculados al aumento de glóbulos rojos en la circulación sanguínea (policitemia); la presión arterial se presentó elevada en un 7,25%, observándose que el incremento no guarda proporción con la edad, lo cual es muy diferente en los limeños (30,1%). La hemoglobina es superior a 19,01 y 16,50 mg/dL, para hombres y mujeres respectivamente, frente a 14,81 y 13,51 de los de Lima; mientras que la glucosa, colesterol total y LDL séricos, en promedio, resultaron inferiores y HDL mayor respecto a lo evaluado en Lima; no observándose diferencia estadísticamente significativa en los valores de triglicéridos.

“Estudios como este deben realizarse en otras zonas del país, porque hay múltiples factores relacionados con las diferentes enfermedades cerebrovasculares, como la hipertensión arterial, y hay que buscar la prevención, con una mejor alimentación, dejar la vida sedentaria, hacer mayor actividad física”, manifestó el doctor Pedro Cotillo, asesor de la tesis. Fuente: UNMSM.