Proyecto "Outernet" busca ofrecer acceso gratuito a Internet para el mundo entero

Un equipo de trabajadores de una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York llamada Fondo de Inversión para el Desarrollo de Medios (MDIF), ha anunciado su intención de construir una "Outernet"-una red global de satélites cubo para la difusión de datos a prácticamente cualquier persona en el planeta- de forma gratuita. La idea es ofrecer acceso gratuito a Internet a todas las personas, independientemente de su ubicación, sin que su información pase por el filtrado u otros medios de censura.

A medida que Internet ha crecido en tamaño e importancia, las organizaciones de derechos humanos, o aquellos como MDIF, que promueven la libertad de expresión, han comenzado a proponer que el acceso a la información que Internet proporciona, es un derecho humano básico. De manera que la restricción de acceso es una violación de ellos. MDIF pretende eludir a quienes deseen violar esos derechos puesto que la información no pasará por sus medios con los cuales restringen el acceso. Están proponiendo la puesta en órbita de cientos de satélites de cubos para crear una constelación que permita, a cualquier persona con un teléfono o un ordenador, acceder a los datos de Internet que serán enviados a los satélites por varios cientos de estaciones en tierra.

MDIF afirma que, hoy en día, el 40 por ciento de las personas en el mundo todavía no son capaces de conectarse a Internet, el cual no es sólo por gobiernos restrictivos como Corea del Norte, sino, debido al alto costo de llevar el servicio a zonas remotas. Una Outernet permitiría a las personas procedentes de Siberia, del oeste de los Estados Unidos, de islas remotas o pueblos de África, acceder a las mismas noticias de Nueva York, Tokio, Moscú o Brasil. Esto, afirman, garantizará que todas las personas gocen de los mismos derechos.

El Outernet, según lo previsto, sería un sistema de datos unidireccionales que fluirían hacia los satélites de alimentadores en tierra, para luego difundirse a todo el mundo. MDIF planea añadir la capacidad de transmitir desde cualquier lugar tan pronto como se disponga de fondos. En estos momentos, se desconoce cuánto MDIF ha podido recaudar para el proyecto, pero reconoce que la construcción de una red de este tipo no será barato. Dichos satélites suelen requerir $ 100.000 a $ 300.000 para construirse y lanzarse. Sin embargo, el proyecto contempla la implementación de los primeros CubeSats para el próximo verano.

Tal como se concibió, por lo menos en sus etapas iniciales, la constelación de satélites transmitiría los datos recibidos de manera continua. El proyecto contempla que la radiodifusión se haga tomando en cuenta las normas internacionales ya aceptados como multidifusión basado en UDP-Fi, DVB y Radio Digital Mundial.