ONU acuerda intensificar actividades de protección a varias especies en peligro de extinción

La ONU acordó dar protección adicional a 34 especies en peligro de extinción, entre las que figuran leones, chimpancés, jirafas, leopardos y una gran variedad de tiburones. El organismo decidió intensificar esfuerzos para protegerlos de la depredación y de la desaparición de sus hábitats; decisión que fue tomada en la conferencia de Conservación de Especies Migratorias (CMS) que realizado en Manila, Filipinas.

Se sabe que la protección de especies migratorias presenta dificultades particulares dado que involucran a varios países que, muchos de ellos, presentan sistemas de protección de la vida silvestre poco estrictos.

Leones, leopardos y chimpancés fueron las especies principalmente seleccionadas dado que necesitan más trabajo de conservación. El caso del chimpancé es mucho más dramático debido a que presenta un alto riesgo de extinción; su número ha disminuido drásticamente en los últimos años debido a la pérdida de hábitat.

Por otro lado, el número de jirafas también está en declive en toda África. Sólo se han contabilizado menos 90,000 animales abandonados en la naturaleza, razón por la cual fue también incluida en la lista.

En el acuerdo también se incluyó a 10 especies de buitres y tiburones. Los buitres son de especial interés debido a que estas aves proporcionaron un servicio vital de limpieza, consumiendo los cadáveres y, así, previenen la propagación de enfermedades como el ántrax y la rabia.

En la lista también se incluyó al tiburón ballena, el pez más grande del mundo que, por su docilidad, se ha convertido en un atractivo turístico. También están considerados el tiburón ángel, el tiburón oscuro y el tiburón azul, así como tres especies de rayas.

En el Perú, hace dos años, se aprobó la protección de las mantarrayas gigantes que llegan a la costa norte y, desde entonces, se ha avanzado regularmente en su protección y cuidado. Una Resolución Ministerial aprobada el 31 de diciembre de 2014, por el Ministerio de Producción de Perú, ha prohibido la pesca de mantas y obliga a los pescadores a liberarlas si son capturadas accidentalmente.

En esta tarea protectora y conservacionista está involucrada la ONG Planeta Océano, quienes desarrollan investigaciones para identificar sus hábitats así como para fomentar la protección de esta especie entre las autoridades locales. Localmente se está trabajando con la población para que la presencia de las mantas se convierta en una fuente alternativa de ingresos para los pescadores artesanales a través del desarrollo ecoturismo y, por tanto, sean los principales protectores de estas gigantes del océano.

De esta manera, la ONU está logrando que más países, se involucren decididamente en la protección de estas especies en peligro. Uno de estos países en China. En este país ya se ha prohibido la sopa de aleta de tiburón en los banquetes oficiales y ha anunciando la prohibición del marfil para fines de este 2017.