El Big Bang en cuestión: la edad del universo es infinita, no tiene principio ni fin

Le teoría de la gran explosión (The Big Bang Theory) recibe un ‘gancho’ (al estilo del box) cruzado llegado de oriente, mediante un nuevo modelo matemático que fue desarrollado por los físicos Ahmed Farag Ali (Egipto) y Saurya Das (India), que le deja tambaleando.

Los investigadores afirman que, siguiendo los planteamientos teóricos del físico teórico David Bohm quien, en los años 50 del siglo XX, intentó la sustitución de las geodésicas clásicas con trayectorias cuánticas, lograron corregir la ecuación cuántica de Raychaudhuri.

La ecuación de Raychaudhuri y las ecuaciones de Friedmann, describen la expansión y evolución del universo, incluyendo el Big Bang, en el contexto de la teoría general de la relatividad. Ali y Das lograron una ecuación que contiene elementos de ambas teorías.

En un artículo publicado en Science Direct se presentó estas ecuaciones con las que exponen un par de correcciones cuánticas, la primera de las cuales se puede interpretar como una constante cosmológica que da una correcta estimación de su valor, mientras que la segunda, como un término de radiación en el universo temprano, deshace la singularidad del big-bang y predice una edad infinita de nuestro universo.

Según se informa, la opinión generalmente aceptada es que nuestro universo es homogéneo, isotrópico, espacialmente plano, según expone la relatividad general y, se afirma, está constituida de alrededor del 72% de energía oscura, probablemente en forma de una constante cosmológica, y el resto, alrededor del 23%, de materia oscura y observable, que presenta una pequeña aceleración, como se infiere de observaciones de supernovas y otros datos.

Sin embargo, un buen número de cosas aún no se entienden totalmente entre las cuales figuran la verdadera naturaleza de la materia oscura, el comienzo del universo o big-bang, entre otros.

Así Ali y Das, estudiando los términos de corrección de la ecuación cuántica de Raychaudhuri y la de segundo orden de Friedmann derivada de la anterior, lograron una descripción natural, en términos de mecánica cuántica, del origen de nuestro universo. Esto ha sido interpretado como una constante cosmológica o la magnitud correcta de la energía oscura observada, así como un término de corrección cuántica que empuja hacia atrás a la singularidad, en la cual se originó el universo mediante el big-bang, a tiempo indefinido, con lo cual se predice un universo eterno.

No es la primera vez que se critica la teoría del Big Bang, sin embargo, este nuevo modelo parecer ser el más contundente. Se principal crítica señala que el big bang sólo explica matemáticamente lo que pasó después de la gran explosión y no lo que ocurría antes o durante la singularidad. Ahora los argumentos de estos físicos abrieron una puerta hacia el más allá de dicha singularidad con lo cual apuntan a la existencia eterna del universo.

Ahmed Farag Ali, trabaja en la Universidad de Benha en Egipto, y el indio, Saurya Das, en la Universidad de Lethbridge en Canadá. Ellos esperan que nuevos estudios confirmen estos resultados.