Descubren vía neuronal que genera que nos “congelemos” ante el miedo

Una cadena de conexiones neuronales que vincula el circuito de supervivencia central a la médula espinal, que hace que el cuerpo se paralice cuando experimenta miedo intenso, ha sido descubierto por un equipo de investigadores del Reino Unido.

Una zona de la sustancia gris, una importante región del cerebro que tiene, entre otras funciones, la atenuación del dolor, es también responsable de cómo humanos y mamíferos responden al peligro.

La zona en mención es la que rodea el acueducto cerebral en el cerebro medio y es la que puede desencadenar respuestas como un alto ritmo cardíaco, el incremento de la presión arterial, el deseo de huida o de luchar o la paralización.

Esta vía cerebral descubierta se extiende desde la sustancia gris que rodea acueducto cerebral a una parte muy localizada del cerebelo, denominada pyramis. La investigación ha demostrado que la pyramis está involucrada en la generación del comportamiento de paralización del comportamiento cuando las redes centrales de la supervivencia se activan ante situaciones amenazantes.

Los investigadores consideran de gran importancia comprender el funcionamiento de los circuitos neuronales subyacentes a la conducta por miedo, debido a que puede ser fundamental para el desarrollo de tratamientos eficaces para los cambios de comportamiento asociados con trastornos emocionales tales como la ansiedad, el pánico o las fobias.

El cerebelo, según afirman los científicos, es un objetivo prometedor para el desarrollo de futuras estrategias terapéuticas destinadas a gestionar o tratar los estados emocionales propios de diversos trastornos de pánico y/o fobias.