Descubren un arrecife de coral en el gran Amazonas

Aunque no lo creas, los científicos tampoco lo creían, hasta se chocaron él, con cientos de tipos de peces en aguas fangosas en las profundidades de Amazonas.

El equipo de científicos, liderado por Rodrigo Moura, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, ha descubierto este enorme arrecife de coral en la desembocadura del río Amazonas, entre la frontera de Guayana Francesa con Brasil, en el Estado brasilero de Marañón.

El descubrimiento asombró a los científicos, puesto que encontrar el arrecife bajo el agua fangosa en medio de la selva amazónica es nada menos que increíble. El lugar ha sido marcado para la exploración petrolífera, zona a la que llegaron en tres cruceros oceanográficos.

En la actualidad no había evidencia científica para sospechar siquiera de la existencia del arrecife a lo largo de los casi mil kilómetros y a una profundidad que va desde los 30 y los 120 metros. Se sabe que los grandes ríos del mundo generan inmensas lagunas en sistemas de arrecifes donde no logran crecer corales de ningún tipo. Sin embargo, el Amazonas, sorprendió ahora con esta revelación.

Los corales proliferan en aguar claras, iluminadas por el sol y no hay evidencia científica alentara la idea que presencia de corales en aguas fangosas y poco iluminadas, que son característica de las aguas ecuatoriales cerca de la desembocadura del Amazonas. En esta zona se presentan las aguas más fangosas del mundo que presentan grandes cantidades de sedimento.

Los científicos informaron que encontraron un arrecife prolífico en vida y diversidad. Reportaron más de 60 especies de esponjas o poríferos, 73 especies de peces, langostas, estrellas de mar y, son seguridad, se irán descubriendo otras especies animales y vegetales.

El estudio es el resultado de la colaboración de científicos de Brasil y Estados Unidos.