Astrofísicos registran el turbulento final de una estrella, Antares

Los astrofísicos pueden ahora investigar mejor cómo una estrella evoluciona y llega al final de su existencia. Un equipo internacional ha capturado una instantánea de los movimientos turbulentos en la atmósfera de Antares. Esta estrella se encuentra a unos 600 años luz de la Tierra, en la constelación de Scorpius.

El final de la existencia es caótico y completamente violento. Los científicos sostienen que, primero, se expande para convertirse en una gigantesca bola de fuego roja; luego de esto, las estrellas tienden a expulsar la mayor parte de su materia para quedar convertida en una supernova.

En el caso de Antares, que es 12 veces masa del Sol, se ha expandido a casi 700 veces más grande que este. Si Antares, en el estado en el que se encuentra, tomara su lugar, se extendería más allá de la órbita de Marte. Pero, las supergigantes rojos como Antares pierden su materia mucho antes de que lleguen a esta etapa, sostienen los científicos.

Este proceso, de pérdida de masa de Antares, ha sido observado por un equipo internacional de astrónomos dirigido por el astrofísico Keiichi Ohnaka de la Universidad Católica de Antofagasta, Chile. Los investigadores han logrado obtener un mapa de la dinámica de este proceso. Han logrado medir exitosamente tanto la intensidad de la radiación, que es una medida de la distribución del gas, y la velocidad del gas a través de toda la superficie de la estrella. Los científicos informaron que es la primera vez que se registran estos movimientos de la atmósfera de una estrella distinta al sol.

Las imágenes de Antares sugieren que la pérdida de materia de una estrella envejecida no se produce de manera ordenada. Esta pérdida de energía se distribuye aleatoriamente en diferentes regiones de la superficie, mediante un proceso que presenta enormes turbulencias.

Estas observaciones de la dinámica del gas, los movimientos y las velocidades en los alrededores de la estrella, están permitiendo a los investigadores resolver un problema que tiene siglos: cómo se desvanece una estrella, es decir, como pierde materia en la última fase de su existencia.

Por ahora, el equipo de investigación está trabajando en el desarrollo de un método que le permita producir imágenes tridimensionales de este proceso de la atmósfera de Antares, para así tener una visión global o la comprensión completa de la pérdida de masa de esta estrella.

En esta investigación también participaron astrofísicos del Instituto Max Planck.