El boldo asociado a la muerte neuronal que origina el mal de Parkinson

No es la primera vez que investigadores cargan contra los efectos neurotóxicos del boldo. En 1999 se dio la primera alerta y, en 2007, una autoridad de la neurología mundial, la doctora Irene Litvan, directora de Centro de Desórdenes del Movimiento y Demencia, de la Universidad de San Diego, volvió a señalar que este producto está relacionado con la muerte de las neuronas.

En un reciente estudio publicado en la Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública del Instituto Nacional de Salud, INS, se ha vuelto a señalar los efectos neurotóxicos del boldo.

El boldo (Peumus boldus) es un arbusto que pertenece a la familia monimiácea y es propia de las regiones andinas de Chile, Perú, Ecuador y parte de Argentina. Sus hojas son comúnmente empleadas en la medicina tradicional para problemas asociados al hígado y la digestión. Entre sus componentes se encuentran sustancias que tienen efectos benéficos, sobre todo, como antiinflamatorios y antioxidantes. Sin embargo, también presenta cantidades considerables de una neurotoxina (tetrahidroisoquinolonas) que se encuentra en pesticidas y que ha sido firmemente asociada al desarrollo de Enfermedad del Parkinson.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo debido a una pérdida progresiva de neuronas y se caracteriza por los movimiento involuntarios de los miembros y rigidez que presenta el paciente. Es la segunda enfermedad neurodegenerativa en el mundo razón por la cual hay muchos estudios que están a la búsqueda de opciones terapéuticas con antioxidantes neuroprotectores que retrasen la muerte neuronal, informaron los científicos.

Los especialistas se propusieron evaluar los efectos neurotóxicos del boldo, para lo cual diseñaron un estudio experimental con cuatro grupos ratones a quienes se les suministró de diversa manera los compuestos, vía oral e intracraneal, durante 21 días. Luego de las evaluaciones neurológicas realizadas que incluyeron, estudio clínico, bioquímico, de la sangre y los tejidos, se llegó a la conclusión de que en condiciones experimentales se evidencia un efecto neurotóxico del extracto acuoso de boldo en ratones, los cuales se encontraron únicamente en la evaluación clínica.

Finalmente los investigadores, afirman que se requiere más estudios que evalúen el daño neurotóxico de una exposición más prolongada al Peumus boldus.

El trabajo de investigación se realizó en la Facultad de Medicina y de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) y en el Laboratorio de Neurociencias y Comportamiento de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

Los investigadores que participaron fueron Mejía-Dolores JW, Mendoza-Quispe DE, Moreno-Rumay EL, Gonzales-Medina CA, Remuzgo-Artezano F, Morales-Ipanaqué LA.