Descubren vínculo entre la visión aguda y la velocidad de procesamiento del cerebro

Los adultos de mediana edad que de repente necesitan gafas para leer, los pacientes con lesiones cerebrales traumáticas, y las personas con trastornos visuales como "ojo perezoso" pueden tener algo en común, la "aglomeración visual"; una incapacidad para reconocer objetos individuales rodeados de varios objetos. El hacinamiento visual hace que sea imposible leer, las letras solas dentro de las palabras se vuelven ilegibles. Las funciones cognitivas básicas como el reconocimiento facial también puede verse obstaculizada de manera significativa. Los científicos y los médicos atribuyen actualmente esta aglomeración a un trastorno de la visión periférica.

Ahora el Prof. Uri Polat, Maria Lev, y el Dr. Oren Yehezkel de Goldschleger Eye Research Institute de la Universidad de Tel Aviv de la Facultad Sackler de Medicina han descubierto nuevas pruebas que correlaciona el hacinamiento con la fóvea -una pequeña parte de la retina responsable de la visión aguda - y la velocidad de procesamiento del cerebro. Estos resultados, publicados en Nature Scientific Reports, podrían alterar en gran medida los modelos anteriores de hacinamiento visual, que hacían hincapié en el deterioro periférico exclusivamente. Para muchos adultos que, sin sus gafas de lectura, están perdidos, esto podría mejorar su visión de manera significativa.

"Las teorías actuales enfatizan fuertemente que el hacinamiento visual no existe en la fóvea, que es un fenómeno que sólo existe en los campos visuales periféricos", dijo el Prof. Polat. "Pero nuestro estudio apunta a otra parte completa del ojo -la fóvea- la cual contribuye a un modelo unificado de cómo el cerebro integra la información visual. "

Entrenando el ojo

Según el profesor Polat, la visión es dinámica y cambia con rapidez, pero se necesita tiempo para que el cerebro procese la información visual. Se mueven rápidamente como tarjetas en la televisión, o como las señales de tráfico que pasan velozmente, que son difíciles de leer para cualquiera. Sin embargo, con el tiempo suficiente, una persona con una excelente visión puede reconocer plenamente las palabras. Los que tienen la velocidad de procesamiento más lenta -generalmente como resultado de un pobre desarrollo perceptivo o edad avanzada- pueden no ser capaces de descifrar los teletipos o las señales de tráfico. En el estudio, el Prof. Polat empleó su experiencia en la mejora de la visión por la reconversión del cerebro a la parte foveal del ojo, usando ejercicios en los que la velocidad es un elemento clave.

"El entrenamiento de los adultos para reducir el hacinamiento foveal conduce a la mejora de la visión. Una capacitación que se realizó hace dos años, permitió a los adultos eliminar el uso de gafas de lectura, utilizando una tecnología proporcionada por la empresa GlassesOff. Otros pacientes que habían perdido la visión aguda por cualquier causa también fueron capaces de beneficiarse y mejoraron su velocidad de procesamiento y capacidades visuales", dijo el profesor Polat.

Su colega, Maria Lev, que realizó el estudio como parte de su tesis doctoral, dijo que un sujeto joven que había experimentado limitaciones significativas en la escuela durante años y había sido incapaz de obtener una licencia de conducir debido a una grave deficiencia visual de hacinamiento foveal. Después de someterse a la capacitación que enfatizaba lo foveal, en lugar de lo periférico, fue capaz de superar la desventaja.

"Finalmente, logró aprender a leer correctamente y encontró su camino a seguir", dijo Lev. "Estoy orgulloso de decir que hoy no sólo es elegible para una licencia de conducir, también ha sido capaz de ganar su título de maestría."

Prof. Polat y su equipo están estudiando la integración visual y el hacinamiento foveal en diversos casos clínicos.