Concluyen que bebidas azucaradas contribuyen a la epidemia de obesidad en los EE.UU.

Las bebidas endulzadas con azúcar contribuyen a la epidemia de obesidad de Estados Unidos, especialmente entre los niños, fue la conclusión a la que llegó la Sociedad de Obesidad, (TOS, por sus siglas en inglés).

Dicho organismo realizó un análisis a profundidad de la investigación actual y, en base al cual, hizo público una declaración en la que, además, ofrece varias recomendaciones para mejorar la salud, entre las que figuran la minimización del consumo de bebidas azucaradas por los niños.

La declaración incluye a las aguas gaseosas, bebidas deportivas y otros tipos de bebidas que se hacen, sobre todo, de agua y azúcar, cuyo consumo sigue siendo alto en dicho país. Para los estadounidenses estas bebidas constituyen entre el 6-7% del total de calorías que ingieren.

El aumento de peso se produce cuando la ingesta total de energía excede el gasto de energía durante largos períodos de tiempo. Debido a que las bebidas azucaradas son fuente no nutritiva de calorías, se sugiere disminuir e incluso eliminarlos de la dieta para reducir la ingesta total de energía. Como una alternativa saludable a estas bebidas, el TOS señala que es necesario de que las personas consuman más agua, una fuente fácilmente accesible y libre de calorías.

TOS reconoce que el aumento de peso es un problema para muchos individuos que se eleva constantemente. Debido a ello, los directivos del organismo exhortan a los responsables políticos, los científicos, los médicos y el público para que exploren aún más la densidad calórica total de los alimentos, incluyendo los que poseen alto contenido de azúcar, en un esfuerzo por proporcionar más evidencia basada en la visión de la ciencia nutricional, con el fin de desarrollar opciones alimenticias y bebidas más saludables, informaron.